Refinanciar una empresa en tiempos de deterioro económico Reviewed by Momizat on . Una operación de refinanciación puede ser necesaria para fortalecer la propia capacidad financiera de la compañía   En los momentos actuales, saber cómo es Una operación de refinanciación puede ser necesaria para fortalecer la propia capacidad financiera de la compañía   En los momentos actuales, saber cómo es Rating: 0
Inicio » Concurso de acreedores y reflotamiento » Refinanciar una empresa en tiempos de deterioro económico

Refinanciar una empresa en tiempos de deterioro económico

Una operación de refinanciación puede ser necesaria para fortalecer la propia capacidad financiera de la compañía

 

En los momentos actuales, saber cómo está y cómo se mueve la liquidez dentro de la empresa es muy importante para el empresario, pero cuando ésta se pierde o comienza a fallar, lo más importante es que el empresario tenga muchísimo sentido común, sea creativo, positivo y ambicioso.

Cada empresa es un mundo, tiene un estilo de dirección diferente, un nivel de endeudamiento particular, una cartera de clientes heterogénea, un tamaño determinado, y unas ambiciones, expectativas y garantías propias e irrepetibles. Por tanto, cuando se ve abocada a una refinanciación o nueva financiación son muy importantes dos cosas:

  • la preparación y el talante de los dirigentes de la empresa para llevar a cabo los planes de negocio financieros dirigidos a solucionar el momento de crisis.
  • la ayuda de asesores externos que dirijan una estrategia adecuada que a medio plazo evite el concurso de acreedores, la liquidación o el cierre de la empresa.

 Una operacion de refinanciacion puede adecuar la situacion de la empresa a una nueva estructura financiera FUENTE pixabay.com

Una operación de refinanciación puede adecuar la situación de la empresa a una nueva estructura financiera

FUENTE: pixabay.com

 

Muchas veces una reestructuración es necesaria para adecuar la situación de la empresa a errores en la toma de decisiones de financiación producidas en el pasado o porque no se ha alcanzado la generación de fondos prevista y, por lo tanto, es necesario que consultores externos reconfiguren la nueva estructura financiera. Una operación de refinanciación también puede ser necesaria para fortalecer la propia capacidad financiera de la compañía y acometer un proceso de crecimiento, para lo que también es necesario que la empresa recurra a asesores legales y económicos que trabajen en buscar oportunidades y gestionen, mediante una buena negociación con bancos, proveedores, etc., lo óptimo para la empresa, lo que la empresa nunca se haya imaginado que fuera capaz de alcanzar.

Cualquier propuesta de reestructuración de pasivos tiene que partir de la existencia de un plan de viabilidad razonable y de un poder de negociación firme y contundente. No se trata de tapar para dentro de unos meses volver a hablar de lo mismo. Los acuerdos de refinanciación tienen que conducir a que se pueda alcanzar una estabilidad sostenible. Todos tienen que aportar algo: la empresa, los accionistas, las entidades financieras y los asesores que ayuden en el proceso porque, cuando se solicita una reestructuración, se está diciendo que no se puede pagar en los plazos convenidos. No es preciso llegar al nombre concursal. Hay que llegar a acuerdos para que no se vea afectada la imagen o la marca de la empresa.

 Es bueno que toda propuesta de refinanciacion parta de la creacion de un plan de viabilidad FUENTE pixabay.com

Es bueno que toda propuesta de refinanciación parta de la creación de un plan de viabilidad

FUENTE: pixabay.com

 

En Arriaga Asociados nuestro departamento de Asesoría tiene casos de éxito al respecto muy significativos. Hemos colaborado, por ejemplo, con el equipo de dirección de una PYME  que, estando en situación de insolvencia, logró, además de la refinanciación,  obtener mucha más financiación. En este caso fue clave que la empresa tuviera negocio y que varios bancos que ya habían prestado dinero pusieran más dinero a disposición, si no querían perder el ya invertido.

En otro caso, colaboramos con una PYME para no perdiera la financiación que los bancos querían quitarle. La empresa tenía más de un millón de euros en créditos y los diferentes bancos, debido a la crisis, informaron que no estaban dispuestos  a renovar las cuentas. La negociación de nuestro equipo de abogados y economistas fue muy dura, pero negociamos y convertimos todas las cuentas de crédito en prestamos ICO a varios años. La empresa se salvó.

En otro caso, trabajamos de una manera combinada en reducir los stocks, gestionar mejor el crédito a los clientes, buscar proveedores más flexibles, renegociar con bancos, etc. y también se logró salvar la situación de falta de liquidez.

Por eso afirmamos que es posible conseguir financiación en tiempo de crisis. Nuestra experiencia y conocimientos así lo demuestran. Nos implicamos de lleno en cada caso porque, como hemos dicho, cada caso es diferente. Tenemos experiencia y una actitud positiva y queremos que las empresas lo comprueben. Ése es nuestro trabajo y nuestro reto.

 

About The Author

Deje su comentario

Subir