¿Qué impuestos hay que pagar para disolver una sociedad? Reviewed by Momizat on . Por diferentes razones, hay veces que una empresa llega a su fin. Según el Derecho Mercantil, la liquidación y disolución de una sociedad está regulada por los Por diferentes razones, hay veces que una empresa llega a su fin. Según el Derecho Mercantil, la liquidación y disolución de una sociedad está regulada por los Rating: 0
Inicio » Derecho mercantil y societario » ¿Qué impuestos hay que pagar para disolver una sociedad?

¿Qué impuestos hay que pagar para disolver una sociedad?

impuestos

Por diferentes razones, hay veces que una empresa llega a su fin. Según el Derecho Mercantil, la liquidación y disolución de una sociedad está regulada por los artículos 360 al 400 de la Ley de Sociedades de Capital.

Dicho esto, cabe recordar que, tanto en sociedades anónimas como en sociedades limitadas, los socios limitan su responsabilidad a la totalidad de su aportación, con lo que en caso de deudas normalmente no responden con su patrimonio personal. Esto es importante, ya que lo primero en lo que deben pensar los socios de una sociedad antes de disolverla es en cancelar las deudas y cobrar los créditos a favor. Pero, no se pueden descuidar tampoco los diferentes impuestos que hay que pagar en el momento en el que vamos a disolver una sociedad.

Son los siguientes:

1) Impuesto sobre Sociedades: Si en la coyuntura de disolver una sociedad nos encontramos con el caso, muy común, de que se entreguen bienes a los socios para el pago de las deudas, habrá que valorar esos bienes al precio de mercado (que muchas veces, desgraciadamente es el que define la Administración) y comparar este valor con el valor contable de los bienes. La diferencia entre ambos valores se debe integrar en la base imponible del impuesto. Por lo tanto, se paga por esa diferencia un 25% o un 30%, dependiendo del tamaño de la sociedad.

2) Impuesto sobre el Valor Añadido: Afectará fundamentalmente a las entregas de bienes y aportaciones no dinerarias. Cabe indicar que sobre este impuesto operan bastantes condicionantes, aunque, como norma general, se consideran entregas de bienes sujetas al IVA las aportaciones no dinerarias efectuadas por los socios a las sociedades, comunidades de bienes o cualquier tipo de entidades.

Por lo tanto, para transferir los bienes al patrimonio de los socios, se debe repercutir el IVA al socio que adquiera su cuota de liquidación efectiva.

No obstante, como algunas excepciones a esta sujeción, se pueden encontrar los bienes inmuebles considerados como segunda transmisión y la enajenación completa del conjunto de bienes que constituya el patrimonio empresarial, siempre que estos bienes constituyan una unidad económica autónoma que permita desarrollar una actividad empresarial.

3) Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas: En el caso de que al disolver una sociedad, el remanente de la sociedad se distribuya entre personas físicas, como suele ser habitual, se producirá en la mayoría de los casos una ganancia patrimonial a integrar normalmente en la base del ahorro (cuyo tipo actual está entre el 21 y el 27%). La citada ganancia patrimonial deberá integrarse en la declaración del socio.

4) Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados: Se computará como base para el impuesto la totalidad de los bienes y derechos y tributará por la modalidad de Operaciones Societarias al tipo de gravamen del 1%.

Le recordamos que pueden contactar con nuestros abogados para que le guíen en este proceso si tiene usted una empresa. Ellos resolverán todas sus dudas.

 

 

 

About The Author

Number of Entries : 18

Deje su comentario

Subir