¿Qué aspectos legales debo tener en cuenta al crear una sociedad civil? Reviewed by Momizat on . La elección de la forma jurídica idónea para nuestro negocio estará determinada por las necesidades económicas del proyecto o la responsabilidad de los socios, La elección de la forma jurídica idónea para nuestro negocio estará determinada por las necesidades económicas del proyecto o la responsabilidad de los socios, Rating: 0
Inicio » Asesoria jurídico legal a empresas » ¿Qué aspectos legales debo tener en cuenta al crear una sociedad civil?

¿Qué aspectos legales debo tener en cuenta al crear una sociedad civil?

  • La elección de la forma jurídica idónea para nuestro negocio estará determinada por las necesidades económicas del proyecto o la responsabilidad de los socios, entre otros aspectos.
  • Una sociedad civil implica menores costes en su constitución, aunque por otro lado contempla la responsabilidad ilimitada de sus socios frente a terceros.
  • La nueva reforma fiscal incorpora que en 2016 las sociedades civiles con actividad mercantil pasarán a tributar en el Impuesto de Sociedades, al tipo fijo del 25%.

 

En el proceso de constitución de una empresa, la elección de su forma jurídica es uno de los primeros pasos. En función de la responsabilidad de sus socios, las necesidades económicas del proyecto o los aspectos fiscales nos decantaremos por una u otra forma jurídica para nuestro negocio. De las distintas modalidades disponibles, en este artículo nos centraremos en las sociedades civiles, ¿Qué son? ¿Qué obligaciones y responsabilidades implican para sus socios? ¿Cuáles son sus aspectos legales más relevantes?…

 crear-sociedad-civil

Al iniciar un proyecto empresarial debemos valorar cuál es su forma jurídica idónea.

Fuente; argazkiak.com

Una sociedad civil está formada por dos o más personas que ponen en común dinero, bienes o industria con el fin de repartir entre sí las ganancias. Se regulan por lo establecido en el contrato suscrito por las partes, y en lo no pactado se estará sujeto a lo dispuesto en el Código Civil.  Entre los aspectos legales de las sociedades civiles destacan:

  • En una sociedad civil la responsabilidad de sus socios por deudas frente a terceros es ilimitada, lo que implica que, si no llegan a cubrir sus deudas una vez liquidado el patrimonio de la sociedad, éstos responden con sus bienes presentes y futuros.

 

  • Fiscalmente, una sociedad civil tributa en atribución de rentas, lo que implica que los rendimientos que obtienen sus socios se declaran individualmente por cada uno de ellos en su IRPF, en la proporción correspondiente a su participación en la Sociedad. La entidad sólo declara como tal el IVA o las retenciones aplicadas a trabajadores.  Sin embargo, tal y como recoge la ya aprobada reforma fiscal, en 2016 las sociedades civiles con actividad mercantil tributarán en el Impuesto de Sociedades (del que hasta el momento estaban exentas), al tipo fijo del 25%. Y esto supondrá un pago mayor que hasta ahora, porque los socios deberán tributar además por los rendimientos que éstos obtengan de la Sociedad Civil.

 

  • Atendiendo a la representación de la sociedad, caben tres formas diferentes; la de administrador único, administradores mancomunados (para lo que es necesaria la participación de todos para adoptar actos válidos) o administradores solidarios (en la que cada uno puede ejercer todos los actos de administración).

 

 

  • Existen dos tipos de socios según sus funciones: socios capitalistas, que además de gestionar la sociedad aportan capital y trabajo y participan en sus pérdidas y ganancias, y socios industriales, que aportan trabajo personal, no participan en su gestión y participan en las ganancias de la sociedad, pero no en las pérdidas salvo pacto expreso.

 

En el momento de dotar de forma jurídica a nuestra empresa, debemos tener en cuenta que una sociedad civil es más barata en su constitución que una sociedad mercantil porque no es necesario realizar escritura pública ante notario, ni tampoco es necesaria su inscripción en el Registro Mercantil. Además, no es preciso aportar un capital inicial mínimo. La sociedad civil es una forma de sociedad que presenta ventajas en el caso de la unión de autónomos y profesionales, por la sencillez de su constitución y por sus menores costes. No obstante, no podemos obviar aspectos que pueden resultar perjudiciales en el futuro, como la responsabilidad ilimitada de sus socios frente a terceros.

En su constitución, el primer paso es la firma del contrato entre las partes, trámite al que sigue el alta en Hacienda, el Impuesto de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados, alta en la Seguridad Social, y en el Ayuntamiento con la obtención de la licencia de apertura si procede.

crear-sociedad-civil 2

Una de las ventajas de una sociedad civil pasa por sus menores costes de constitución.

Fuente: flickr.com

Al iniciar una actividad profesional es importante conocer las particularidades de establecerse en función de una u otra forma jurídica. Y en este sentido, contar con el asesoramiento legal de profesionales es imprescindible. En Arriaga Asociados le ofrecemos el servicio de asesoría que necesita para poner en marcha su proyecto de negocio. Contacte con nuestros profesionales en el teléfono gratuito 900 101 775 o en el correo contacto@arriagaasociados.com

About The Author

Deje su comentario

Subir