Los riesgos de los administradores en la empresa familiar Reviewed by Momizat on . Novedades que introducen la reforma del Código Penal y la Ley de Sociedades de Capital   Dice el refrán que “más vale prevenir que curar” y esta sabiduría Novedades que introducen la reforma del Código Penal y la Ley de Sociedades de Capital   Dice el refrán que “más vale prevenir que curar” y esta sabiduría Rating: 0
Inicio » Asesoria jurídico legal a empresas » Los riesgos de los administradores en la empresa familiar

Los riesgos de los administradores en la empresa familiar

Novedades que introducen la reforma del Código Penal y la Ley de Sociedades de Capital

 

Dice el refrán que “más vale prevenir que curar” y esta sabiduría popular cada vez cobra más fuerza cuando hablamos de la empresa familiar. El pasado mes de julio entró en vigor la última reforma del código penal y las pasadas Navidades, la reforma de la Ley de Sociedades de Capital. Ambas normativas afectan directamente a las empresas familiares y a sus órganos de gobierno y hay que tenerlas muy en cuenta.

Desde el año 2010, las sociedades donde se fija la residencia de los negocios familiares pasaron a ser responsables tanto de los delitos cometidos por sus representantes legales en provecho de las mismas, como de aquellos delitos cometidos por las personas sometidos a su autoridad (trabajadores entre otros) cuando en el desarrollo de la actividad no se hubiera ejercido sobre ellas el debido control. Con ello, las empresas familiares pueden ser imputadas por unos veinte delitos (delitos contra la Hacienda Pública, contra el medio ambiente, la salud pública etc.). La reforma que entró en vigor este verano nos trae la novedad de que permite que las sociedades, puedan quedar exentas de responsabilidad penal adoptando medidas de control de prevención de delitos.

 La reforma Codigo Penal y de la Ley de Sociedades de Capital introduce novedades en la figura de los administradores de la empresa familiar FUENTE pt.wikipedia.org

La reforma del Código Penal y de la Ley de Sociedades de Capital introduce novedades en la figura de los administradores de la empresa familiar

FUENTE: pt.wikipedia.org

 

Es muy novedoso que una norma penal clarifique con tanto detalle dichas medidas pudiendo destacar la identificación de aquellos delitos más próximos a las actividades de la empresa, la adopción de protocolos de actuación para evitarlos o el establecimiento de un régimen disciplinario interno.

Teniendo en cuenta todo esto, el establecimiento de un modelo de prevención de delitos en las empresas familiares se presenta no sólo como una herramienta con el que la empresa familiar pueda defenderse en el futuro, sino también como una especie de métrica en la que medir la diligencia de los miembros de la familia que ocupen el cargo de administradores.

En este sentido, un buen modelo debería cumplir con los requisitos siguientes: un mapa de riesgos penales (identificación de las actividades de la sociedad en cuyo ámbito puedan ser cometidos delitos); protocolos de actuación (procedimientos en donde se concreten el proceso de voluntad de las empresas); recursos financieros (modelos de gestión de los recursos financieros adecuado para impedir la comisión de delitos); canal de denuncias o código ético (obligación de informar de los riesgos y determinación del organismo encargado de vigilar el cumplimiento); sistema disciplinario (régimen sancionador por el incumplimiento de los procedimientos); y un sistema de verificación periódica del modelo.

También sería conveniente resaltar, sobre todo, en empresas con miembros familiares enfrentados, que se introduce una regulación moderna de la administración desleal, al dejar de ser un delito societario para configurarse como un delito patrimonial, regulado dentro del capítulo de la apropiación indebida. En este sentido, podrían cometer este delito todos los que tengan facultades para administrar patrimonio ajeno.

En relación también a los administradores de la empresa familiar, la reforma de la Ley de Sociedades de Capital ha introducido en nuestro derecho positivo muchos de los principios del “Buen Gobierno Corporativo”. En este sentido, uno de los temas siempre confusos y que ha pretendido aclarar la norma en el ámbito mercantil es el referido a la retribución de los administradores de las sociedades. Esta materia siempre se ha abordado de forma inconexa por la normativa mercantil, tributaria y laboral, lo que ha llevado a que este mismo hecho pueda tener diferentes consecuencias en cada uno de los distintos ordenamientos.

 Con los cambios normativos seria conveniente definir  el rol de cada miembro de la empresa familiar FUENTE pixabay.com

Con los cambios normativos sería conveniente definir cuál es el rol de cada miembro de la empresa familiar

FUENTE: pixabay.com

 

Esta confusión es todavía mayor en la empresa familiar donde normalmente suele haber una indefinición de los ingresos percibidos por los miembros de la familia como administradores, como directivos o simplemente como trabajadores. Es por ello, que sería conveniente aprovechar este cambio normativo para definir cuál es el rol de cada miembro de la familia, determinar su responsabilidad y su retribución. Con ello, se podrá conseguir que la retribución sea deducible fiscalmente, que se tenga claro si existe relación laboral o no con las personas de la familia afectadas, así como su encuadre adecuado en la seguridad social y por último que la retribución esté aprobada debidamente por el órgano correspondiente.

Tener todos estos asuntos claros y bien definidos por abogados y economistas expertos en asesoría a empresas es fundamental. Si desea más información al respecto y que prestemos un asesoramiento legal a su empresa, puede ponerse en contacto con nosotros.

 

 

About The Author

Deje su comentario

Subir