Empresas en concurso de acreedores Reviewed by Momizat on . Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado día 6 de febrero, las empresas y personas declaradas en concurso de acreedores ( Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado día 6 de febrero, las empresas y personas declaradas en concurso de acreedores ( Rating: 0
Inicio » Concurso de acreedores y reflotamiento » Empresas en concurso de acreedores

Empresas en concurso de acreedores

Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado día 6 de febrero, las empresas y personas declaradas en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) ascendieron a 9.660 en todo 2013, lo que supone un aumento del 6,5% respecto al año anterior y un nuevo máximo de este indicador desde la entrada en vigor de la Ley Concursal en 2004.

Las empresas en concurso de acreedores que eran sociedades anónimas y que se vieron abocadas a esta situación el año pasado se incrementaron un 10,2%, mientras que las sociedades limitadas que se vieron inmersas en este proceso crecieron un 11,7%. Por actividades, las vinculadas a construcción, comercio e industria y energía concentraron el 62,4% del total de empresas concursadas en 2013.

El mayor incremento anual de empresas en concursos de acreedores se registró en las actividades administrativas (60,6%) y en las profesionales (51,5%), mientras que en los sectores del transporte y del almacenamiento (-17,7%) y construcción (–4,4%) se produjeron los mayores descensos.

Para que se hagan una mejor idea de la situación, la Comunidad Valenciana, junto a Cataluña y Madrid, concentran el 52,2% del total de concursos de acreedores en nuestro país. Cataluña es la primer, Madrid la segunda y la Comunidad Valencia la tercera.

Como hemos visto en los datos facilitados por el INE, prácticamente, no hay sector económico que no tenga empresas en concursos de acreedores. En todos quedan restos de esta situación. Más allá de crisis como la de Pescanovaen suspensión de pagos tras una supuesta gestión delictiva, la coyuntura embistió contra compañías emblemáticas. Zinkia, productora de los populares dibujos animados Pocoyóno aguantó el temporal y cerró el primer semestre de 2013 con unas pérdidas de un millón de euros. Tampoco remontó el grupo turístico Orizonia, ni la empresa malagueña de placas fotovoltaicas Isofotón; todas ellas en concurso de acreedores, la última (Isofotón) concretamente porque hubo una negativa de las entidades financieras a refinanciar su deuda.

Jose Maria Castillejo, presidente de Zinkia, la productora de la serie de animacion Pocoyo FUENTE Agencia EFE

Jose Maria Castillejo, presidente de Zinkia, la productora de la serie de animación Pocoyo. FUENTE Agencia EFE.

El prestigio de la marca tampoco es un seguro de vida. Los modistos Victorio & Lucchino solicitaron en febrero de 2013 la suspensión de pagos para sus dos sociedades. La aerolínea Spanair, con una deuda de 474 millones, también sufrió los achaques de la crisis. Y ni las enormes cantidades de dinero que mueve el fútbol evitaron que pidiera el concurso el Deportivo de la Coruña, al que la Agencia Tributaria embargó los ingresos.

 

Fagor, Panrico, Reyal Urbis y Bankia son cuatro ejemplos más: las dos primeras empresas en concurso de acreedores, la tercera en preconcurso y la última, rescatada por el Gobierno.

Uno de los más llamativos, sin duda, es el de Fagor, por ser una empresa emblemática en nuestro país. La cooperativa Fagor, dedicada a la producción de electrodomésticos, anunciaba en septiembre del pasado año una alianza con la empresa china Haier para abrir una nueva fábrica en Polonia, con una inversión conjunta de 56 millones. Pero, tan sólo dos meses después, tras romperse ese acuerdo y no poder refinanciarse, la cooperativa se declaraba en concurso de acreedores.

ARRANCA LA MARCHA DE LOS TRABAJADORES DE EDESA AL GRITO DE "NO AL CIERRE"

Trabajadores de Fagor en una manifestación por la entrada de la empresa en concurso de acreedores-FUENTE Vozpopuli.

A modo de conclusión, sólo se puede decir que esta situación demuestra que la crisis puede herir de gravedad a históricas compañías españolas y que los concursos de acreedores declarados por grandes empresas siguen marcando su máximo histórico.

About The Author

Deje su comentario

Subir