Cuándo debo presentar concurso de acreedores Reviewed by Momizat on . * Las empresas más afectadas por el concurso de acreedores son las pymes * Una forma de evitar los concursos de acreedores es que los administradores lleven al * Las empresas más afectadas por el concurso de acreedores son las pymes * Una forma de evitar los concursos de acreedores es que los administradores lleven al Rating: 0
Inicio » Concurso de acreedores y reflotamiento » Cuándo debo presentar concurso de acreedores

Cuándo debo presentar concurso de acreedores

* Las empresas más afectadas por el concurso de acreedores son las pymes

* Una forma de evitar los concursos de acreedores es que los administradores lleven al día las cuentas

* A los tres meses de no hacer frente a pagos como la Seguridad Social, nóminas o proveedores, se puede iniciar la solicitud de concurso

Los últimos años de crisis económica han elevado considerablemente la declaración de concursos de acreedores en nuestro país. En 2012, los concursos  prácticamente se han multiplicado por cuatro en solo cuatro años, un instrumento legal que se podría haber aprovechado mejor para evitar la quiebra de miles de compañías. Así, muchas sociedades podrían haber evitado la declaración de insolvencia si hubieran llevado sus cuentas al día para tomar medidas antes de que fuera demasiado tarde.

Las empresas más afectadas por el concurso de acreedores son las pymes, en concreto las que facturan menos de dos millones de euros anuales, ya que suponen el 69% del total, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Desgraciadamente son las que más han sufrido la crisis.

Una forma de evitar los concursos de acreedores es que los administradores lleven al día las cuentas de la empresa y, en cuanto detecten problemas, dejarse asesorar para evitar una situación de quiebra o al menos evitar la responsabilidad civil a la que se pueden enfrentar en un concurso de acreedores. Cuanto más tarde se solicite el concurso, menos posibilidades de evitar la desaparición de la empresa. De hecho, el 90% de las sociedades se disuelven por demorar el proceso.

Revisar de cerca las cuentas es fundamental para evitar le concurso de acreedores  FUENTE pixabay.com

Revisar de cerca las cuentas es fundamental para evitar el concurso de acreedores

FUENTE: pixabay.com

Así, la Ley Concursal fija los supuestos en los que una empresa puede encontrarse en un estado de insolvencia. Aunque son varios los que pueden llevar a esta situación financiera comprometida, la insolvencia es un hecho cuando se acumulan tres o más meses sin realizar el pago de impuestos, las cuotas a la seguridad social o los  salarios e indemnizaciones de los trabajadores. Basta con incumplir alguna de estas obligaciones para ser insolvente.

A partir de ahí, es obligatorio declarar el concurso de acreedores voluntario en los dos meses siguientes, aunque aquellas sociedades que tengan un problema de endeudamiento pueden solicitar el preconcurso de acreedores para renegociar los créditos y así aplazar el concurso. Si la empresa afectada no toma la iniciativa, pueden hacerlo sus acreedores.

Ante cualquier duda sobre la gestion, lo mas adecuado es contactar con asesores expertos  FUENTE pixabay.com

Ante cualquier duda sobre la gestión, lo más adecuado es contactar con asesores expertos

FUENTE pixabay.com

Sin embargo, antes de llegar a esta situación se pueden tomar medidas que eviten o reduzcan las consecuencias del concurso. Llevar una contabilidad ordenada revisando las cuentas mensualmente y adecuar la estructura de la empresa a su realidad y necesidades, son algunas de las medidas que pueden evitar el concurso.

Sin duda, las grandes compañías son las que cuentan con más recursos para evitar situaciones límite como el concurso de acreedores, pero no es así en el caso de muchas pymes, en las que la persona que lleva las cuentas suele coincidir con su propietario o administrador.

Esto propicia que, para cuando ya se han detectado los problemas, apenas haya margen para actuar. Con todo, cabe señalar que el concurso de acreedores no tiene por qué suponer el final de la empresa si, entre otras medidas, se ha solicitado en el plazo legal fijado.

Sin duda, el concurso de acreedores debe ser una medida que facilite a las empresas poder superar una situación de crisis, además de ser capaces de hacer frente a todos los pagos. El mejor consejo es que, ante cualquier situación comprometida en la compañía, nos pongamos manos a la obra para intentar atajar la situación.

En Arriaga Asociados tenemos mucha experiencia en realizar estos procesos y en reflotar empresas. Si se cree que puede necesitarnos, llámenos al teléfono gratuito 900 101 775 y estudiaremos en profundidad la situación de su empresa para dar la mejor de las soluciones.

 

 

 

About The Author

Deje su comentario

Subir