Características del contrato de confidencialidad en una empresa Reviewed by Momizat on . ¿Eres una empresa o una pyme y te has visto obligado a redactar un contrato de confidencialidad? ¿Conoces de verdad la importancia de firmar todos los acuerdos ¿Eres una empresa o una pyme y te has visto obligado a redactar un contrato de confidencialidad? ¿Conoces de verdad la importancia de firmar todos los acuerdos Rating: 0
Inicio » Asesoria jurídico legal a empresas » Características del contrato de confidencialidad en una empresa

Características del contrato de confidencialidad en una empresa

confidencialidad

¿Eres una empresa o una pyme y te has visto obligado a redactar un contrato de confidencialidad? ¿Conoces de verdad la importancia de firmar todos los acuerdos en una empresa? En Arriaga Asociados podemos ayudarte con estos temas, a través de nuestro departamento de asesoría, pero sobre todo, hoy queremos que conozcas bien las características del contrato de confidencialidad en una empresa.

Existe una creencia habitual sobre que la confidencialidad en una empresa ha de ser unidireccional, es decir, que la organización debe abstenerse de dar información privada sobre sus empleados. Pero esto no es así. Existen cláusulas que protegen a las empresas del incumplimiento de los principios de diligencia y buena fe, protegiendo los datos de la organización.

El principio de confidencialidad se garantiza por los deberes de buena fe y diligencia, pero es obligatorio en este caso preguntarse si es necesario que esta cláusula quede plasmada en el contrato de trabajo, donde el empleado se compromete a no divulgar información clasificada sobre la empresa.

Los datos sensibles de una empresa quedan muy visibles en los contratos de alta dirección, en cuanto a que los directivos de las organizaciones están mano a mano con información importante de la compañía. Estos datos sensibles han de ser preservados de forma especial y esta protección puede tener varios matices:

1) A veces puede pensarse que una vez que terminamos la relación laboral con una empresa, quedamos libres de poder hacer públicos todos los aspectos de dicha compañía, pero en ocasiones esto no es así, y queda establecida en la cláusula que dicha confidencialidad se extienda más allá de la finalización de esa relación laboral.

2) El trabajador debe tener muy claro en todo momento cuáles son los datos confidenciales que no han de hacerse públicos. Asimismo, se deberá establecer los documentos que el empleado deberá devolver a la empresa en el momento en que termine su relación con la misma.

3) Si se rompe el contrato de confidencialidad, hay que tener en cuenta también dos aspectos muy concretos: es muy diferente el caso de que un empleado vulnere el contrato, a que el contrato de confidencialidad sea infringido una vez que el trabajador ya no está en la empresa.

Si la filtración de produce durante la duración del contrato, la empresa puede sancionar al trabajador al romper el contrato de diligencia y buena fe. La empresa también podría tomar la determinación de despedir al trabajador de forma disciplinaria.

Muy distinto es si se vulnera la cláusula de confidencialidad cuando la relación laboral está terminada. La empresa, en este caso, puede requerir una indemnización por daños y perjuicios.

4) Por tanto, queda a opción de las empresas el establecer cláusulas que frenen este tipo de filtraciones, sobre todo, cuando el trabajador maneja datos de gran responsabilidad que pueden herir la imagen de la empresa.

En esta labor, nuestro equipo de abogados puede ayudarte de forma legal. Consúltanos.

 

About The Author

Number of Entries : 18

Deje su comentario

Subir