Aspectos legales ante un Expediente de Regulación de Empleo Temporal Reviewed by Momizat on . *La reducción temporal de personal es uno de los instrumentos de reestructuración empresarial menos agresivo * Durante el ERE temporal, la empresa debe seguir c *La reducción temporal de personal es uno de los instrumentos de reestructuración empresarial menos agresivo * Durante el ERE temporal, la empresa debe seguir c Rating: 0
Inicio » Asesoria jurídico legal a empresas » Aspectos legales ante un Expediente de Regulación de Empleo Temporal

Aspectos legales ante un Expediente de Regulación de Empleo Temporal

*La reducción temporal de personal es uno de los instrumentos de reestructuración empresarial menos agresivo

* Durante el ERE temporal, la empresa debe seguir cotizando por dichos trabajadores a la Seguridad Social

* El Real Decreto de 2009, introdujo medidas que favorecen los ERE temporales

 

El ERE temporal, o de suspensión, por causas objetivas (económicas, técnicas, organizativas o de producción) es una medida, puesta a disposición del empresario por el Estatuto de los Trabajadores, que consiste en romper la relación entre empresario y trabajador con un objetivo claro: que la empresa supere una situación de pérdidas, que se presume temporal, motivada por causas de índole económica, técnica, organizativa o productiva. Se busca así evitar males mayores como pueda ser, por ejemplo, el concurso de acreedores.

En el momento actual, la reducción temporal de personal,  es uno de los instrumentos de reestructuración empresarial menos agresivo, por lo que los empresarios lo han utilizado de forma masiva en los últimos años, como forma de no cerrar la empresa. Legalmente, el empresario está obligado a seleccionar, de entre todas las medidas posibles, la menos perjudicial para mantener del mayor número de puestos de trabajo, siempre que se garantice la viabilidad futura de la empresa.

El ERE temporal quiere evitar el cierre de la empresa FUENTE pixabay.com

El ERE temporal quiere evitar el cierre de la empresa FUENTE: pixabay.com

Tanto los Tribunales como la Inspección de Trabajo, a la hora de valorar la idoneidad de una medida adoptada por la empresa, tienden a dar por buena la suspensión de los contratos por estas causas, siempre y cuando se acredite, por parte de la empresa, que existe un claro riesgo para la viabilidad futura de la misma si no se acometiera tal medida.

Legalmente, es importante conocer qué repercusiones tiene para empresa y trabajador la reducción temporal de personal (ERE):

- Se exime temporalmente al trabajador de prestar servicios y al empresario de pagar el salario.

- La empresa debe seguir cotizando por dichos trabajadores a la Seguridad Social.

- Salvo pacto en contrario, durante la suspensión, no se genera derecho a vacaciones.

- El tiempo de suspensión es computable a efectos de antigüedad.

- El trabajador, durante la suspensión, tiene libertad para trabajar para otra empresa, siempre y cuando no incurre en competencia desleal.

- Las funciones de representación de los trabajadores se mantienen.

 

La reduccio—n temporal de personal  es uno de los instrumentos de reestructuracion empresarial menos agresivo FUENTE pixabay.com

La reducción temporal de personal  es uno de los instrumentos de reestructuración empresarial menos agresivo FUENTE: pixabay.com

 

Además, la reducción temporal de personal  puede ser de diversos tipos y se adapta con flexibilidad a cada empresa:

A) Suspensión simple: aquélla que afecta a un período continuado de tiempo, tras el cual se reanuda la relación laboral.

B) Suspensión intermitente: La que implica una sucesión de suspensiones durante periodos cortos de tiempo, alternadas con períodos de trabajo.

C) Suspensión alternante: La que afecta alternativamente a unos u otros trabajadores.

D) Suspensión Parcial: Consiste en reducir temporalmente parte de la jornada laboral de los trabajadores, con la consiguiente reducción del salario.

Tras la publicación del Real Decreto-Ley 2/2009, de 6 de marzo, sobre medidas urgentes para el mantenimiento y el fomento del empleo y la protección de las personas desempleadas, se produjeron algunos cambios en la aplicación de la ley:

- Ante la exigencia en relación al mantenimiento durante la suspensión de la cotización por parte del empresario, se aprueba una bonificación del 50% de las cuotas empresariales.

- Si el trabajador, con posterioridad al ERE de suspensión, ve finalmente extinguido su contrato de trabajo, verá repuesta su prestación de desempleo contributivo hasta un máximo de 120 días.

Ambas novedades benefician al empleador, ya que, aunque la primera significa un respiro para las cuentas de la empresa, la segunda facilita en gran medida que los trabajadores accedan a la suspensión, y que la misma pueda tramitarse con acuerdo, lo cual conlleva que se aprobación por la Autoridad Laboral sea prácticamente automática.

¿Necesita su empresa acometer un proceso de este tipo? No se preocupe ni se inquiete. En Arriaga Asociados tenemos experiencia y podeos asesorarle legalmente. Tenemos un teléfono gratuito a su disposición para que pueda contactar con nosotros: el 900 101 775.

About The Author

Deje su comentario

Subir